Este sitio web utiliza cookies para aportar una mejor experiencia de navegación y un servicio más personalizado. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información consultando nuestra política de cookies. Aceptar

Acabados

En los procesos de impresión utilizamos la última tecnología laser.

Durante el proceso, los tapones de corcho se ubican en contenedores de acero inoxidable a la espera del doble tratamiento de superficie. Dicha espera la realizan en nuestro local de humidificación con control microbiológico mediante la aplicación de ozono. 
Posteriormente se procede al tratamiento de lubricación, que precisa de un período de tiempo de espera para la perfecta reticulación de los productos aplicados. 

El contacto y envasado de los tapones en bolsas de aluminio será el último eslabón de la cadena de producción antes de la expedición, en cajas y palets perfectamente identificados, a nuestros clientes.

El marcaje de las siglas "PE" en todos los tapones, garantiza nuestra responsabilidad sobre cada uno de los tapones producidos.